Llegas a tu cita con tu recortes o con tus imágenes inspiración para mostrárselas al estilista, con la ilusión de salir del salón con tu nuevo corte justo como lo soñaste; pero sales y solo sientes frustración (quizá hasta lloraste). Vidal Sassoon decía que el 90% del corte es la consulta y el 10% la técnica. Para lograr establecer lo que quieres y lo que no, es importante crear una comunicación eficiente entre cliente – estilista. Sabemos bien cómo un mal corte de pelo puede ser muy frustrante mientras lidias con él cada-día-hasta-que-crezca…

Clothes designer Mary Quant, one of the leading lights of the British fashion scene in the 1960's, having her hair cut by another fashion icon, hairdresser Vidal Sassoon in 1964.

1. ¿QUÉ TANTO LARGO QUIERO PERDER?

  • Sé claro/a y enséñale con tus manos a tu estilista -exactamente- dónde quieres que esté el largo del cabello.
  • No escatimes en ejemplos.

2. ¿QUÉ NECESITARÉ PARA PODERME PEINAR?

  • ¿Estás dispuesto/a a tener que usar secadora, plancha o difusor?
  • ¿Quieres que tu look sea para usarlo únicamente en liso? ¿O prefieres un look “wash n wear” ?

3. ¿CUÁNTO TIEMPO NECESITO PARA RECREAR EL LOOK?

  • Platícale a tu estilista cómo es tu rutina diaria.
  • Cuéntale a qué te dedicas y qué haces para saber cuánto tiempo tienes y quieres invertir en peinarte.
  • ¿Es un look que va con tu lugar de trabajo?

4. ¿CAMBIO DE LOOK?

  • Prepárate para escuchar las propuestas de tu estilista.
  • Si quieres un cambio muy específico te recomendamos llevar una foto o varias fotos para poder hacer una fusión de los diferentes cortes, más la opinión de tu estilista.

5. ¿FLECO?

  • No siempre tener cabello en la frente es fácil y práctico. Generalmente los flecos requieren un poco más de esfuerzo y tiempo para peinarlos.
  • Si tienes el pelo rizado, o remolinos considera el tiempo y las herramientas necesarias para peinarlo.

6. ¿QUÉ PRODUCTOS ESTÁS DISPUESTO A UTILIZAR?

  • Considera el precio extra de cada cosa (herramientas, productos, retoque, tratamientos…).
  • Si de plano no estás interesado en usar ni un cepillo, el estilista evitará hacerte algún tipo de corte que requiera de mantenimiento con producto, secadora o plancha.

7. ¿CUÁL ES TU PROBLEMA?

  • ¿Se cae? ¿Eres un imán de frizz? ¿Remolinos? ¿Algún lugar donde no tengas cabello porque te descalabraste de chico…?
  • Cuéntale con confianza a tu estilista.

8. ¿CUÁNDO FUE TU ÚLTIMO…?

  •  ¿Hace cuánto te cortaste el pelo? Trata de recordarlo y le ayudarás a tu estilista entender a qué ritmo te crece el cabello y cuánto quieres que te corte.

“Por experiencia propia el 98% de tus cortes van a ser exitosos si tienes claras las respuestas, y si eres parte del 2% que falta, ¡es hora de que cambies de estilista!” Andrea Galván, Paprika Hair Salon

fotos: internet // Vidal Sassoon cortándole a Mary Quant (ícono de la moda y diseñadora inglesa de la década de los 60) / V.S en plena consulta con la modelo francesa Emmanuelle Khanh.