[vc_row][vc_column][vc_column_text]

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_images_carousel images=”1580,1583,1582,1579,1581,1584″ onclick=”link_image” custom_links_target=”_self” mode=”horizontal” speed=”5000″ slides_per_view=”1″ img_size=”700 x 500″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Se dejó ir… No tenía cliente con quién quedar bien, ni lineamientos creativos, así que hizo lo que se le dio la gana.  El fotógrafo Húngaro, Andi Galdi Vinko, provocador y divertido a la vez,  se aventuró a jugar con pelucas y extensiones de cabello creando pestañas en cascada, lenguas de pelo y una “cola de caballo”  que emana del trasero de una modelo.

El artista menciona como inspiración el trabajo de artistas como Guy Bourdin, Viviane Sassen y Jürgen Teller y declara en dazed.com “Gran parte de mi inspiración viene del conocimiento escondido. Algunas veces tengo la sensación de que sé más de lo que un artista tiene estrictamente necesario que saber. Esta serie es un buen ejemplo y es más íntima de lo que puede aparentar a primera vista.”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]