Entre más pasa el tiempo, más necesito base o maquillaje en mi vida. Para mi hay dos maneras de aplicarlo: con Beauty Blender o sin Beauty Blender. Esta  esponja no desechable, ergonómica y diseñada especialmente para aplicar y difuminar maquillaje, me hizo entender la diferencia, y por eso es mi Favorito de la Semana.

No sé de qué está hecha, pero como esta esponja no hay dos. Lo digo con absoluta seriedad, porque he comprado imitaciones y nada que ver. Estas son todas las razones por las que Beauty Blender es mi Favorito de la Semana:

– Es suave y no irrita la piel.

– No absorbe todo tu maquillaje.

– Excelente para difuminar maquillaje (ideal para hacer contouring).

– Te hace gastar menos producto del que usarías con otra esponja o brocha.

– Es fácil de limpiar.

– Puede durarte meses sin que necesites comprar una nueva.

– Es la mejor manera de aplicar tu base. ¡Punto!

A parte de todas estas cosas increíbles, con Beauty Blender puedes hacerte un maquillaje que se vea más fresco o dewy sin necesidad de agregar más crema hidratante ni ningun tipo de spray o mist para la cara. Mi recomendación es que si no quieres mucha cobertura y quieres que se vea más fresco tu maquillaje, mojes tu esponja Beauty Blender. Otra recomendación es que nunca apliques maquillaje directo a la esponja, la forma correcta sería aplicando una gota de base en cada mejilla una en la frente y una debajo de los labios y las expandas con tu Beauty Blender. Te sorprenderás cuando veas lo bien que puedes aprovechar 4 gotas de base.

Consíguela en Sephora