Éste es una pequeña obsesión.

Los productos de Aloe Vida están hechos con una base de aloe vera orgánica. Esta planta, también conocida como sábila, tiene propiedades regeneradoras y humectantes; ayuda a la producción de colágeno y elastina; evita imperfecciones, alivia la sobre exposición al sol y la oxidación a causa del medio ambiente. Es un súper ingrediente para la piel.

Aloe Vida cuenta con otros productos de cuidado personal como champú, acondicionador, crema corporal, limpiador facial, gel antibacterial, protector solar… Pero el que más llamó la atención fue el Hidratante Facial con 98% de aloe vida orgánica certificada.

El Hidratante Facial de Aloe Vida viene en una presentación de 30 ml y un atomizador acompaña al frasquito.

Me doy cuatro disparos después de lavarme la cara; uno en cada mejilla; otro en la frente y uno final en el cuello. Mañana y noche.

Pero como mencioné antes, tengo una obsesión: lo he traído en la bolsa para usarlo sobre todo en  los momentos donde siento que tengo la cara súper seca y necesito un boom de humectación.

Por ejemplo, ahora que la temperatura está más baja y andando en la bici, mi piel queda expuesta al frío, el sol y a la contaminación, así que“spritz-spritz”…deli, fresca, piel hidratada. Al aplicarlo recibes una rica brisa con un  fresco olor (no logro definir a qué huele) pero éste sólo te saluda y cortésmente se va minutos después.

El único “pero” que le veo es que el atomizador no tiene tapa, pero viene con un “cuellito” para evitar que e active; ya lo perdí. Aunque seguramente la tapa también se iba perder en un segundo suspiro.

Tip: Aplica antes de maquillaje o después de estar expuesta(o) al sol.

Lo encuentras en: Yo lo descubrí en una tienda en Tepoztlán que se llama Aquelarre, pero también puedes encontrar los productos de Aloe Vida en Sanborns y tiendas Probell.