[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_gallery type=”flexslider_slide” interval=”3″ images=”2201,2492,2493,2491″ onclick=”link_no” custom_links_target=”_self” img_size=”500×500″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Las cejas son cosa seria y hay personas que aún no se han dado cuenta de ello. Unas buenas cejas pueden hacer muchas cosas por ti, por ejemplo:  mejoran tus gestos (ya que el movimiento de las cejas es parte de nuestro lenguaje corporal); ayuda a que tu piel se vea mejor (a pesar de que no hayas cambiado nada, ni te hayas puesto nada especial); hace que tu maquillaje se vea mejor terminado; ayudan a quitarte unos años de encima (porque la mirada se ve más limpia y fresca) ; te pueden llegar a quitar ese look de chola (que no sabías que tenías); o te puede ayudar a verte más chola si esa es tu intención (cada quien).

En mi caso, no siempre me lo tomé como cosa seria, iba a cualquier estética o salón y a veces no decía ni qué quería, mi misión era que me quitaran mi uniceja de “Frida” (que tenía en la juventud) o a veces la pedía delgada (disque para parecerme a Gwen  ¡co – cha!).  Muchas veces por tan solo 100 pesitos me quedaban las cejas increíbles con buena forma o hasta las hacían parecer más gruesas; pero otras, todo el esfuerzo se desaparecía en unos minutos bajo las manos de una chica que depilaba a todas igual.

Puede ser  muy frustrante porque una ceja cara tampoco es garantía de un buen resultado, pero una ceja barata tiene más probabilidades de quedar mal. Las razones por las que creo esto es porque lamentablemente en muchas estéticas, salones de uñas o spas meten el servicio porque las clientas lo piden, pero las estilistas posiblemente no son expertas en el tema de cejas y tal vez durante la escuela de belleza tomaron una clase o alguna compañera les enseñó, pero repito, ¡las cejas son cosa seria! Se necesita a alguien bien capacitado.

Mi recomendación para no caer más en estas trampas son las siguientes:

Primero: Ir a un salón que se especialice en cejas y si tienen servicios extras de otras cosas, bienvenido, pero que la ceja sea su fuerte.

Segundo: Si tienes a una amiga, conocida, clienta, vecina o lo que sea que de repente tenga cejas increíbles, que no te de pena: ¡pregunta! Siempre es mejor ir recomendada.

Tercero: Siempre antes de empezar a depilarte es importantísimo que platiques con la chica que vaya a hacer la depilación y explicarle qué te gusta y qué no te gusta.

Cuarto: Jamás dejes que empiecen a depilarte sin antes haberte medido y marcado las cejas, esta es la diferencia entre alguien especializado en cejas y alguien que entiende que en este servicio se tienen que quitar pelos y ya.

Quinto: Si eres alérgica a algún ingrediente o tu piel es muy sensible, ¡dilo! ¡La chica no es una adivina!

Si todo salió mal…

Fuiste víctima de una chica sin experiencia. No te preocupes tanto, al final es pelo y vuelve a salir (aunque con la edad cada vez menos). Para disimular una mala ceja puedes irla dejando crecer y disimular su forma viendo este tutorial de 4 minutos y definitivamente usar el lápiz “Brow Wiz” de Anastasia Beverly Hills, no me encanta el brillo del final pero la idea de este video aplica para todas las cejas. OJO: Úsalo con cuidado ya que es muy frágil y se rompen con facilidad. Puedes conseguir este lápiz en cualquier tienda de Sephora o en el D.F.- en mi lugar favorito de cejas- @LeGlam_Bar. Otras opciones que no hemos probado pero nos interesa probar son : NARS brow perfector,  Urban Decay Brow Beater  y Lápiz definidor de cejas e.l.f. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]