paprika-horizontal

Cabellera
QUE TU PELO DECOLORADO NO SEA UN CAOS

QUE TU PELO DECOLORADO NO SEA UN CAOS

Tener el pelo decolorado es una GRAN responsabilidad que no solo requiere que inviertas tiempo en él, sino también económicamente. Tienes que retocarlo con frecuencia y debido a su textura, el lavado y peinado es más complicado. Se necesita paciencia y compromiso, porque toma varias sesiones para llegar al color perfecto y tienes que soportar el dolor o ardor en el cráneo mientras tienes el decolorante en tu cabeza;  y no olvidemos el gasto ($) que involucra. ¡Es importantísimo!

No cualquiera te puede decolorar el cabello y es crucial que vayas con un buen colorista (y aunque hay excepciones, por lo general, no son los más baratos) y por otro lado, es básico usar buenos productos . (Con “buenos” me refiero a que no sean de supermercado y que tengan ingredientes de calidad).

Creo que después de tantos años de decolorarme y de decolorar el pelo a tantas personas puedo hacer una que otra buena recomendación…

Ir con un buen colorista es el primer paso…¡No escatimes! Como dice el dicho: “Lo barato sale caro”. Si ya tienes el pelo decolorado y tienes un  buen colorista, ¡bien por ti! Pero si aún no has tenido el gusto de conocerlo o fuiste víctima de uno malo, lo primero que debes de hacer, antes de seguir con tu sueño de ser rubia, es ir a una consulta de color.

Para que tu consulta de color sea exitosa tienes que decirle a tu colorista -exactamente- todo lo que le has hecho a tu cabello y el resultado que quieres (lleva una referencia visual). Si ya lo tienes decolorado cuéntale lo que tenías antes, lo que te hicieron y el resultado que quieres. En caso de que tu colorista te diga que eres candidata a una decoloración, adelante; y si no lo eres, pregúntale a tu estilista qué podrías hacer para lograr tu sueño de rubia (o algo parecido). A veces, los pasos para ser candidata requieren que te cortes la mitad de tu pelo o que esperes varios meses. Si realmente lo quieres haz lo que te recomiende tu colorista y no te vayas con alguien que te diga lo que quieres escuchar.

La mayoría de las veces, yo hasta diría que el 90% (sí, asi de tanto) el color no queda como la referencia en la primera sesión, tendrás que ser paciente y aguantar un rato con ese color. Cuando te desesperas y quieres que quede en ese instante es probable que te quedes con el pelo en las manos ya que la resistencia del pelo no es infinita. Por eso es recomendable hacerlo en varias sesiones con una separación de tres semanas.

Siempre hay maneras de disimular los tonos amarillentos ya sea poniéndote un baño de color un poco más obscuro o usando un baño de color morado o lila. Puedes ir mejorando tu tono usando los productos adecuados como un buen champú y acondicionador morado. El morado cancela el color amarillo y hace que el cabello se vea más platinado, beige o menos amarillo, todo depende del color de tu decoloración.

Esto es lo que hago:

Siempre que me retoco uso el mejor decolorante y Olaplex, este es un aditivo que va dentro del decolorante y lo que hace es proteger el cabello durante la decoloración. En palabras fáciles de entender lo que hace Olaplex es darle más fuerza al pelo para que no se quiebre y aguante la decolorada.

Nunca-nunca-NUNCA me queda exactamente igual el color de la raíz y las puntas; y prefiero no forzarlo porque no me late la idea de quedarme con el pelo en las manos. Durante el retoque de decoloración la parte que quedó más amarilla se va a decolorar pues se empalma a la hora en que te retocan tu raíz oscura asi que ta-rá, problema medio que resuelto. Ojo: mi pelo no es tan obscuro asi que hay personas que sí van a necesitar dos retoques en una sesión. Cuando me terminan de decolorar me gusta pintarme la raíz en un tono lila para que cancele cualquier tono amarillo, pero solo la raíz.

Una vez que tu colorista haya cumplido su misión y te haya dejado bien decolorada, la responsabilidad de mantener en buen estado tu melena depende completamente de ti. Lo básico para tener un buen pelo decolorado es usar muy buenos productos en casa: un buen chapú morado, un champú alterno al morado, una mascarilla, un aceite o leave in, un buen cepillo y una buena secadora.

Mis favoritos son:

Champú morado: Cuando ando en mi epoca extra platinada no hay más que Shimmer Lights de Clairol. Este champú lo puedes conseguir en cualquier Sally Beauty Supply y si quieres aprovecharlo al máximo, mi recomendación es usarlo en seco como mascarilla de 10 a 20 minutos para que cancele tonos amarillos o haga el pelo más platinado. Cuando quiero el pelo decolorado más a la “Gwen” me gusta usar el champú Sunset Blvd de R+Co que es en un tono morado más ligero.

FullSizeRender_2

Mascarilla: La que nunca me ha quedado mal es el Hair Building Pack de Davines porque es súper hidratante y perfecto para pelo decolorado. En teoría este tratamiento no se debe de usar con mucha frecuencia, pero eso no aplica para pelo decolorado. Personalmente pienso que el acondicionador a mi pelo no le hace nada por eso me doy el lujo de usar mascarilla cuando me lavo el pelo. Otra cosa muy importante es que no me lavo el pelo diario, normalmente me lo lavo cada dos o tres días. Si quieres llevar tu mascarilla a otro nivel, mi recomendacion es que le agreges unas gotas de Manic Panic morado para que cada vez que lo utilices deposite un muy leve tono de platinado y ayude a que el color no se oxide.

FullSizeRender_1

Aceite: Mi descubrimiento más reciente es el aceite como producto para peinar. En un acto de desesperación y falta de tiempo para peinarme agarré medio gotero del aceite facial de Marfa Medicinals y lo apliqué de medios a puntas en el pelo mojado y… voilá! Lo que hace el aceite es que mata el frizz e hidrata el cabello y esto hace que tu pelo se seque con tu textura natural pero sin esponje o el feo frizz. Una vez me puse aceite de oliva porque no tenía mi aceite de Marfa Medicinals y también funcionó, pero el olor no es el mismo y siento que la hidratación no es la misma. Ojo: yo aplico el aceite en pelo después de quitarme la toalla de la cabeza cuando todavía está 90% mojado, de otra manera no respondo.

FullSizeRender

Cepillo y secadora: Un buen cepillo es el que desenreda el pelo sin que te lo arranque. Mi único y favorito son los cepillos Denman, lo puedes usar en seco o mojado y también te sirve para secarte el pelo sin que se te haga un desmadre. Si vas a usar una secadora es importante que tenga mucha potencia pero que no se ponga demasiado caliente pues esto puede resecar mucho el cabello. Mi secadora del momento es la T3 y la puedes conseguir aquí.

 

Lee también: 

¿TU RUBIO SE PUSO VERDE? ¡RESCÁTALO!

 

Comparte este post

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados *

Instagram

Twitter