[vc_row][vc_column][vc_column_text]¡¿Qué -qué-qué?! Así es.  Tu “florecita” intervenida para que sea vea más “bonita”.

El vontouring es la nueva tendencia en tratamientos estéticos. El proceso por el que se logra se llama Intima Protégé, que de acuerdo a lo que hemos estado investigando, es un proceso no invasivo, indoloro y  para todo tipo de piel. Esta terapia, funciona sin anestesia y a través de la energía termal para promover la producción de colágeno en los labios de la vagina y como resultado éstos quedan más firmes desde la primera sesión. Se recomiendan tres sesiones de 12 minutos de  Intima Protégé y los resultados finales son totalmente notables después de hasta seis meses.

De acuerdo a una encuesta hecha en Inglaterra, la demanda para este tipo de tratamientos, creció al 109% desde 2012. Y 80% de las mujeres que realizaron el vontouring afirmaron estar satisfechas con la mejora en la apariencia de sus labios vaginales, y 60% quedaron más contentas con su satisfacción sexual. (hmmm…)

Sin embargo, parece que no todo es superficialidad con el  vontouring, sino que además de evitar esa flacidez (¡borrador mental, por favor!) supuestamente la sensibilidad mejora, y ese beneficio sí me parece más interesante. El Intima Protégé se recomienda para mujeres que quieren corregir los labios vaginales ya sea por falta de simetría,  porque  la piel se ha ido más flácida por la edad, por motivos hormonales, por trauma como quemaduras.

El vontouring, en Estados Unidos está ya aprovado por la FDA. Aún no sabemos de lugares en México donde ya se esté haciendo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][/vc_column][/vc_row]